Este sábado 20 de mayo hizo su debut Festival Bravo y en nuestra opinión, lo hizo de maravilla.

El lugar, Rancho Las Lajas en Valle de Bravo. El clima, sol y calor por todos. El ambiente, frescura y amiguerismo por donde lo vieras.

Los primeros actos en salir se toparon con un lugar algo vacío, pues es bien sabido que si en algo fallamos la mayoría de los mexicanos, es en la puntualidad, y más si el evento es fuera de nuestro circulito de comodidad, pero quienes estuvieron a tiempo para disfrutar desde el principio el Festival Bravo, supieron que la decisión de haber ido a pasar su fin en el bosque había sido la correcta.

Dentro del Festival Bravo hubo más cosas además de las bandas tocando en los dos escenarios, pues había un “jardín escondido” donde se presentaban algunos actos de magia, acrobacias, circo y danza, y en donde encontramos más niños disfrutando de esta nueva experiencia rodeada de árboles y naturaleza.

Aeroméxico no se quedó atrás y preparó un sin fin de actividades para sus invitados especiales dejándole claro a claro a cada uno de ellos que “#LaMusicaMeHaceVolar” (literalmente), ya que a algunos de ellos con los hizo volar por los aires con diversas actividades extremas.

AEROMEXICO?BRAVO-14

En realidad el venue no era muy grande, todo estaba cerca y podías escuchar a las bandas mientras hacías las actividades que te ofrecía el festival, como lanzarte de la tirolesa mientras escuchabas a Ela Minus, Little Jesus, Wet Baes y más.

NoMBe, al ser su primera vez en México, prendió mucho al bajarse del escenario a cantar y bailar con el público que gritaba eufórico.

AEROMEXICO?BRAVO-4

La noche llegó con SOHN y su estilo único, puso a bailar a todos con “Conrad”, para luego cederle el paso a uno de los actos más esperado de la noche: SBTRKT en su modalidad de DJ set; En lo personal me pareció que comenzó bien y después de 1 hora de escuchar lo mismo, comenzó a bajonear a los asistentes al grado de que poco a poco comenzaron a dejar el escenario.

AEROMEXICO?BRAVO-2

A diferencia de otros festivales, no estaba a reventar, podías sin problema llegar hasta adelante a ver a tu banda favorita en 1 minuto y comprar bebidas sin hacer laaargas y tediosas filas.

Llegando a la madrugada, abrieron el segundo escenario en el bosque, algo más ‘privado’ para los que querían ver visuales de luces y escuchar música diferente al mando de Andre VII, Weval y Crussen, quienes pusieron a bailar a todos con sus mezclas peculiares en este escenario

Podríamos resumir al Festival Bravo como una mezcla de la rareza y curaduría de Nrmal, con la frescura, buena vibra y ritmo que nos ha tocado ver en Bahidorá. Mucha naturaleza, muchos árboles, mucha paja, mucho polvo, mucho baile pero sobre todo, mucha buena onda y a simple vista, nada de mala copas por ahí, pues parecía que la gente desde el momento en el que llegó había entendido que era el Festival Bravo era un mundo nuevo por conquistar, y pasarla bien era la mejor estrategia que podían aplicar para conocer a fondo todo lo que este nuevo lugar ofrecía Como decía el hashtag que usaron ese fin de semana para compartir lo que había pasado en el festival: ¡bravo, Bravo! dejaron una muy buena primera impresión y esperamos verlos crecer más para encontrar qué otras cosas tienen que ofrecer en ese bosque mágico.

Si quieren disfrutar la galería completa, pueden verla aquí:  bit.ly/2qYq1my

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.